Clareando zanahorias

Zanahorias

Ya están grandecitas, así que aunque he leído en Hortubà que es mejor sembrarlas en su lugar definitivo  ya que son algo delicadas para transplantar, las he clareado, separando las plantitas en estos recipientes de yogurt y también he plantado algunas más juntas en una maceta de menor tamaño que las anteriores:

Zanahorias

pues parece que no voy a necesitar tanto espacio. Han pasado más de dos meses desde que las planté y son pequeñas pero matonas, ya están formaditas y tienen una raíz impresionante para lo pequeñas que son.

En la maceta grande hay solo cuatro matas de zanahoria de la siembra anterior (la del 19 de Agosto). En la pequeña he metido un montón, a unos 8 cm de distancia entre plantitas.

Lo bueno de conservar plantones en los recipientes de yogurt, o en cartones de leche cortados, es que se pueden ir reponiendo matas en las macetas definitivas según se cosechan. Los que tenemos poco espacio tenemos que aprender a aprovecharlo. Así hice con las acelgas y ha funcionado estupendamente, gracias a eso estoy a punto de recoger ya la ¡tercera cosecha!

Autor: Angeles Portillo

Angeles Portillo es cofundadora de Churba & Portillo, empresa de comunicación y publicidad especializada en WordPress y consultoría de Internet.

Deja un comentario