Cosechando acelgas

Acelgas a los 51 días de la siembre
Hojas de acelgas cortadas a los 51 días de la siembre

De la maceta a la mesa, hoy he comenzado a cosechar acelgas (las del cotiledón partío) aunque, a diferencia del año pasado que corté toda la planta, he comenzado a hacerlo por hojas. Así han quedado las plantas después:

Acelgas a los 51 días tras el deshojeEstos días hace mucho calor, hasta 40ºC, pero el macetohuerto aguanta bastante bien, a pesar de que está a pleno sol y durante las horas centrales del día se pone mustio. Al atardecer se recupera y por la mañana temprano es cuando más bonito está.

Así está el rincón de los calabacines:

Calabacines a los 45 días de la siembra
Calabacines a los 45 días de la siembra

El del centro fue el primero en crecer y florecer, todos los días echa flores y ya comienzan a asomar las primeras flores femeninas (la de la foto es masculina) ¡qué emoción! Los otros dos van más lentos y tienen diferente color, pero parece que empiezan a tirar mejor últimamente. Todos comparten maceta con una mata (o dos) de judías de enrame.

La zona de semilleros y plantas de repuesto también está muy bonita y se ve más verde:

Zona semilleros
Zona semilleros

Hay hierbas para condimentos, que voy clareando poco a poco. También hay escarolas, albahacas, acelgas, apio, ajos, perejil, puerros, algunos plantones de melón, pepino y judías de enrame. Si los melones que trasplanté el otro día no sobreviven, plantaré uno de estos.

Autor: Angeles Portillo

Angeles Portillo es cofundadora de Churba & Portillo, empresa de comunicación y publicidad especializada en WordPress y consultoría de Internet.

4 opiniones en “Cosechando acelgas”

    1. Hola Enma, no puedo más que animarte, las acelgas son muy agradecidas. Yo compré semillas de una variedad antigua y están saliendo buenísimas 🙂
      Y esto de cosechar por hojas es curioso pues crecen rapidísimo, mañana podría cosechar más…

      1. El ir podando o cosechando las hojas de las acelgas, lechugas, espinacas, etc. permite aprovechar mejor los espacios y el tiempo ya que no tienes que esperar a que la hortaliza esté “finalizada” para obtener tu cosecha, de hecho el ir podándola, alarga la vida de la planta, solo tienes que estar al pendiente del sabor de la misma, cuando ya se ha hecho vieja, generalmente el sabor es amargo y es tiempo de decirle adiós. 🙁
        Saludos desde Guadalajara… México.

Deja un comentario