Insecticida ‘ecológico’

Insecticida hecho con tabaco y agua

Voy a probar este insecticida para controlar las pocas plagas que comienzan a atacar a algunas de mis plantas, concretamente al espantalobos, la menta, la albahaca y la hierbabuena. Según he visto y leído se hace así:

  1. En un tarro con agua se van echando todas las colillas de cigarros de la casa.
  2. Cuando el agua tiene un color ámbar se vierte en un pulverizador.
  3. Con el mejunje conseguido se pulverizan las plantas afectadas una vez por semana.

Los insecticidas a base de nicotina solo deben emplearse al atardecer, pues afectan a las abejas que son insectos beneficiosos.

Ya comentaré los resultados.

Autor: Angeles Portillo

Angeles Portillo es cofundadora de Churba & Portillo, empresa de comunicación y publicidad especializada en WordPress y consultoría de Internet.

3 opiniones en “Insecticida ‘ecológico’”

  1. Pues ya lo he probado y, aunque más o menos funciona para algunos bichos, no me gusta nada por varias razones:

    1. Es muy tóxico, también para las personas, así que lo desaconsejo para el huerto.
    2. Huele fatal y el olor es muy penetrante.
    3. Mancha todo y es bastante asqueroso prepararlo.

    La próxima vez buscaré algo que de verdad sea ecológico, o menos dañino para el medio ambiente y la salud.

Deja un comentario