Primer fracaso con las judías verdes

Judía de mata a los 53 días de la siembra
Judía de mata a los 53 días de la siembra

No he conseguido sacar adelante ninguna de las matas de judías verdes, ni de las de mata baja, ni de las de enrame. Aunque las de mata han dado fruto, han quedado pequeñas y continuamente tenían problemas, unas veces por ataques de orugas, otras no sé porqué, si por el PH (donde vivo el agua es durísima y de muy baja calidad), alguna enfermedad o posibles carencias en el sustrato.

Judías de enrame a los 31 y 42 días de la siembra
Judías de enrame a los 31 (izda) y 42 (dcha) días de la siembra

Las judías de enrame nunca llegaron a ponerse frondosas, las de mata baja pasaron por épocas en que estaban preciosas y épocas agujereadas por las orugas o amarillentas. Aún así dieron frutos, aunque demasiado pequeños para ser aprovechables por humanos 😛

Judías de mata baja a los 67 días de la siembra
Judías de mata baja a los 67 días de la siembra

Hoy he cortado las dos matas de esta foto, he revuelto un poco la tierra y abonado con compost y he transplantado una planta de albahaca de hoja grande que estaba ya pidiendo tierra y semillas de zanahoria alrededor, haciendo un círculo.

Albahaca de hoja grande con zanahorias
Albahaca de hoja grande con zanahorias

No he quitado los tutores, porque están sujetando el entramado de los pepinos y no me atrevo, jajaja, me falta tanto por aprender.. 🙂

Es posible que este mes vuelva a sembrar judías, pero será para usarlas como abono verde, ya que aportan mucho nitrógeno al suelo, sin pretensión de llevarlas a la mesa, y la primavera próxima ya veremos 😛