Primer fracaso con las lechugas: síndrome del hilillo

Lechugas con síndrome hilillosLo sabía, sabía que las lechugas no están creciendo cómo deben. Los cotiledones están demasiado altos, las plantitas están enredándose unas con otras y no crecen hacía arriba sino hacia un lado. Previendo lo que iba a pasar ya sembré nuevas lechugas.

Padecen etiolización, algo que por lo visto ocurre frecuentemente con las lechugas a los principiantes, según cuentan en Forojardín, donde bautizaron este problema como el síndrome del hilillo y al parecer esto ocurre por alguna de estas razones, en mi caso creo que es más bien por la segunda:

  1. Las semillas no se han plantado a la debida profundidad
  2. Las plantitas carecen de suficiente luz solar

Macetohuerto al sol

Así que haciendo caso de lo que dicen acabo de subirlas a la azotea de mi comunidad junto con las nuevas lechugas y los puerros a ver si se salvan, pues en mi balcón no entra un solo rayo de sol durante la estación veraniega.

Primeras dudas con las lechugas

Lechugas germinadas

¿Están saliendo bien los brotes? Por lo que he leído en foros y otros sitios, mucho me temo que no.

En el foro de Infojardín hablan del síndrome del hilillo de las lechugas. Quizá sea un problema de luz, ya que no les da el sol. Les doy la vuelta de vez en cuando para que no se espiguen hacia la luz, pero me parece a mí que lo más probable es que esto sea el famoso síndrome del hilillo.

Aunque también podría ser que no enterrara lo suficiente las semillas, o que necesiten un sustrato mejor preparado y no la tierra del monte que usé.