Transplantando acelgas y protegiendo espinacas

Acelgas con albahaca
Acelgas a los 61 días de la siembra con matitas de albahaca

Reutilizando la tierra donde fructificó mi primer calabacín.

Tras varios intentos las espinacas desaparecen al poco de germinar en el semillero. Algo a alguien se come los cotiledones y las primeras hojas y dejan solo el tallito, y claro, no sobreviven 🙁

Protegiendo espinacas
Jardinera con mosquitera para proteger las espinacas recién germinadas

Con restos que tenía guardados de tela mosquitera, pinzas de la ropa y unas cañas he hecho esto para saber si el bicho o pájaro que se las come viene de fuera o está en la tierra y sale de noche. A ver qué tal sale el experimento.

 

Autor: Angeles Portillo

Angeles Portillo es cofundadora de Churba & Portillo, empresa de comunicación y publicidad especializada en WordPress y consultoría de Internet.

2 opiniones en “Transplantando acelgas y protegiendo espinacas”

  1. Creo que se te muerren pequeñitas porque no curas el suelo o el sustrato en donde germinas las plántulas….El suelo a veces está contaminado con hongos, virus, bacterias, ácaros, caracoles, hongos y grillos…Suelo curar soleando tierra o el sustrato; con insecticidas, anti micóticos y anti ácaros..También puedes echarle agua caliente y secar al sol…

  2. Gracias Tony, eso pensé alguna vez, porque es verdad que estuve usando malos sustratos, pero no, eran solo los cotiledones lo que se comía el bicho, se comía los cotiledones y dejaba el tallo y claro, la planta moría. Igual hizo con muchos tomates. Una vez cazada la rata de campo que estaba causado el problema, crecieron con normalidad y estuve comiendo espinacas y tomates varios meses ;-))

Deja un comentario